sábado, 1 de febrero de 2014

Descripción subjetiva


Descripción subjetiva del colegio Santa Ana, por Pilar Granados Limones, 1º A.

El colegio Santa Ana fue donde mi madre me apuntó cuando solo tenía tres años. En ese colegio he estado nueve años, en esos años me lo he pasado genial, aun recuerdo los momentos con mis amigas en el patio. Nuestras risas invadían todo el espacio. El recrio estaba compuesto por dos partes el patio de los niños grandes y el de los pequeños. el de los grandes estaba cuadriculado por morales, lilas, y naranjos, aunque actualmente solo hay naranjos. Estaba rodeado por vallas donde yo solía subirme para oír cómo el aire arrastraba las hojas con dulzura y tranquilidad. El patio de los niños pequeños estaba rodeado por vallas de color verde. Estas vallas transmitía la sensación de paz. El ruido de los niños nos alegraba el día porque sabíamos que estaban contentos. El colegio también estaba compuesto por dos centros. El más grande consta de ocho clase y de dos pasillos por donde solíamos correr par percibir el olor a tinta, papeles, y muchos objetos, además se podía oír maravillosamente las voces de los profesores. El centro más pequeño estaba situado en el patio más pequeño. Este consta de ocho clases por las cuales ya ya he estado. En esas clases se podía oler las tizas y sentir el cariño que los profesores le tienen a los pequeños.