miércoles, 13 de febrero de 2019

CARTAS IMAGINARIAS




El  género epistolar es uno de los instrumentos más valiosos para escribir unas palabras a nuestros seres queridos. Hoy en día lo hemos dejado de usar porque la inmediatez del móvil ha limitado la necesidad de escribir esa carta de despedida, de amor, de separación...Han quedado tantos mensajes olvidados por no ser redactados que hoy les hemos dado una nueva oportunidad. 
Espero que os guste esta selección de cartas escritas en el Taller de Escritura por los alumnos de tercero de ESO.




Querida madre:
Resultado de imagen de pueblo en suiza nevadoquiero decirte que ya llevo varios meses en este pequeño pueblo de Suiza. Aquí hace bastante frío y no hay mucha gente. Estos días no hemos superado los tres grados bajo cero. Cuando me desperté la otra mañana estaba todo nevado y había un enorme muñeco de nieve que lo habían hecho mis pequeños vecinos. Lo bueno de un pueblo tan pequeño es que aquí se conoce todo el mundo y se llevan muy bien entre ellos.

He encontrado un nuevo trabajo en una tienda de deportes donde he hecho nuevas amistades. Ayer estuve trabajando y se me acercó una muchacha y me preguntó si la conocía; me sonaba un montón y sigo pensando que quién sería. Tengo una gran noticia y es que el día de tu cumpleaños iré  a visitarte. He pensado que te haría ilusión así que me pediré el día en el trabajo. Mi jefe es un buen chaval y siempre está pendiente de sus empleadas para que no nos falte de nada. Todas las mañanas mis compañeras, mi jefe y yo quedamos antes de abrir la tienda para desayunar y hablar un poco de nosotros.
Bueno, pues ya no sé qué más contarte. Pronto estaré allí, así que no derrames lágrimas innecesarias. Dale recuerdos a mi hermanito y a papá. Pero no les digas nada; quiero que sea una sorpresa.

SARA BLANCO GARCÍA, 3º D



SOLEDAD ILUMINADORA


Querida familia,
hace un mes que me marché rumbo a mi nueva casa en Soria.
Aquí las horas se hacen eternas sin vosotros y os echo mucho de menos. La habitación es muy pequeña y echo de menos mi cama, el póster de mi cantante favorito, mi almohada , mis sábanas calentitas...Pero sobre todo  echo de menos nuestras peleas por ocupar nuestro asiento favorito en el sofá, las comidas de mamá, las salidas con los amigos…en fin, todo.
Resultado de imagen de residencia estudiantes 
La residencia es muy bonita, tiene quince plantas, y yo me encuentro en la planta número ocho, habitación 819 ( por si alguna vez me dais la sorpresa de venir a verme; que espero que sea pronto).

Ahora por las tardes estoy entrenando en el equipo de Soria de balonmano. El entrenador es severo en su trabajo, pero es muy bueno conmigo, porque sabe que estoy lejos y que mi pensamiento, en más de una ocasión está con vosotros. Pero lo que más me agrada de él es que sabe muchísimo de balonmano, ya que entrenó en el Barcelona Lassa.

Para terminar esta carta, quiero que sepáis que sois la mejor familia que puede existir y que ya pronto nos volveremos a ver. Con cariño se despide este humilde estudiante y vuestro querido hijo.
Un beso muy fuerte para todos.

Pablo Borreguero, 3º D




AMIGOS EN LA GUERRA


Hola Alberto,
te echo de menos desde que marché hacia la guerra. Seguramente esté muerto cuando leas esta carta o quizás tenga vida, si sucediera un gran milagro.

Resultado de imagen de en las trincheras
He conocido a muchos soldados en estos últimos meses; soldados que han sido asesinados cruelmente (ni tú te imaginarías este calvario). Sobre todo, me acuerdo de Julián, mi gran amigo de habitación: era fiel, algo chistoso. Me recordaba a ti. Hasta el día de su muerte lo compartimos todo, pero dio su corta vida para evitar que una mísera bala atravesara mi cabeza. Yo ya lo he superado, pero el recuerdo no se olvida.
En mi campamento cada vez hay menos alimentos, balas y soldados (lo peor son las pérdidas humanas). El tiempo se acaba y mi vida también, lo presiento. Y aunque rezo todas las noches antes de cenar, no creo que sirva de mucho.
Siempre me acuerdo de ti y de mi familia y saco fuerzas para seguir adelante, solo por vosotros.
 
  Me despido con un gran saludo, amigo. Ya nos veremos en la Tierra o en el Cielo.

  Alejandro Fernández, 3º C
   


QUERIDA MAMÁ

Resultado de imagen de bilbao
Hace dos meses que me marché para cursar mis estudios de psicología aquí en Bilbao. Al principio pensé que la gente sería seria y malhumorada, pero todo lo contrario, he encajado muy bien en la residencia que contratamos y comparto habitación con una chica también sevillana, pero que lleva mucho más tiempo aquí que yo. Solemos salir los viernes con un grupo de chicos, amigos de ella, que, la verdad, es que me han caído muy bien, en especial un chico…

Creo que me he enamorado, mamá.  Es moreno con el pelo muy rizado, tiene los ojos verdes y una mirada profunda, una sonrisa radiante y una pequeña cicatriz que cruza un poco menos de la mitad de su frente.
Erika, mi compañera, lo sabe, ya que paso la mayor parte del tiempo con ella; lo conoce muy bien y me ha dicho que no es un chico que vaya acorde conmigo, es un poco borde. Pero, a pesar de todo, siento algo al mirarlo...que no lo he sentido con ningún otro chico.


A ti te echo muchísimo de menos, ni te imaginas cuánto...Echo de menos tus consejos, tu mirada sincera diciéndome cuánto me quieres.


De: Paula Gallego, 3º C
Para: Mi madre.

lunes, 14 de enero de 2019

QUÉ PASARÍA SI...



¿QUÉ PASARÍA SI CAYERA UN METEORITO?

Resultado de imagen de imagen meteoritoCuando sonó el despertador me levanté. Me sentía un poco extraña. Me vestí y decidí ir a dar un paseo al parque, para llevar a mi perro. De pronto escuché un fuerte ruido y una cortina de luz llenaba el cielo. La tierra tembló y de pronto todas las personas corrían hacia sus casas. Me acerqué para ver lo que pasaba, era un meteorito, que había entrado en nuestra órbita. Tras la explosión no se veía nada; estaba todo lleno de humo negro, pero cuando fue desapareciendo me di cuenta de que aquel meteorito había caído frente a la casa de mi tía. Me asusté mucho y quise entrar a ver si estaban bien, pero aquellos policías me lo prohibieron, decían que era muy peligroso, ya que el meteorito había caído de una manera muy brusca y había derrumbado una parte de la casa. Me dijeron que entrarían ellos cuando consiguieran apartarlo, pues estaba bloqueando la puerta de entrada. Llamé a mis padres, que rápidamente se desplazaron hasta aquel lugar e intentaron tranquilizarme, sin éxito. Después de medio día esperando a que despejasen la entrada, por fin ocurrió, por fin lo quitaron y pudieron acceder a la casa de mi tía. Estaban todos bien, solo estaban un poco mareados. Mi primo se había desmayado a causa  del impacto, pero finalmente todo quedó en un susto.


Rocío Pineda Santos,2C

      ¿Qué pasaría si se parase el tiempo en el mundo ?
El   otro   día   me   levanté   por   la   mañana.   Eran   las   09:30   horas.   No   se   escuchaba   absolutamente   nada: ni   pájaros,  ni   coches,   ni   si   quiera   ese   sonido que,  tan   a menudo, suena  en   mi   casa   de   la   tostadora.
Me   dirigí   a   la   habitación   de   mis   padres   y   estaban   en   la   cama.   Llamé   a   mi   madre   varias   veces,   pero   no   despertaban.   De   pronto, me   entró   un   ataque   de   ansiedad; no   sabía   lo   que   estaba   pasando   pero   me   aterrorizaba   eso   de   que   mi   madre   no   se despertara.   Salí   a   la   calle,  incluso   en   pijama,   solo   quería   saber   lo   que   estaba   sucediendo.
Resultado de imagen de parar el tiempoTodo   el   mundo   estaba   parado. Me   encontré   un   tipo   de   granada   de   juguete que tenía   un   botón   rojo y estaba   pulsado.   Pensaba   que   iba   a   explotar, pero   no   parecía   ninguna   granada   realista.   Entonces   la tomé   y   me    fui   a   casa,   pues   recordé   que   mi   padre   había   creado   un   invento   en   el   que   podía   viajar   en   el   tiempo ( mi   padre   era   el   mayor   inventor   del   mundo).
En   cuanto llegué   a   casa   bajé   al   sótano   y   me   monté   en   el   Hipermill ( así   lo   había   llamado   mi   padre).
Solo   cerré   los   ojos   y   cuando   los   volví   a   abrir   ya   estaba   en   el   pasado.   Solo   me   limité  a  ver,  ya que,   si    me   salía   de él, cambiaría   el   futuro   que,   en   este   caso,   sería   el   presente.
Allí me   di   cuenta   de   que   el   culpable   de   que   el   tiempo   se   detuviese  había sido   tan   solo   un   adorable   perrito   y   que   el   artefacto   que   lo   había   detenido   era   lo   que   yo   sostenía   en   la    mano ,  es   decir,   la   granada,   que   supuestamente   parecía   de   juguete.
También me   di   cuenta   de   que   en   la   ciudad   existía   otra   persona   tan   lista   como   mi   padre   o, tal   vez,   incluso   más   que   él.
Volví   a   nuestro   presente,  bajé   del   Hipermill,   subí   las   escaleras   del   sótano   y   salí   a   la   calle.   Apreté   el   botón   de   la   granada   y   todo   volvió   a   ser   lo   mismo.   Entonces,  entré   corriendo   en   mi   casa   para   darle   un   fuertísimo   abrazo   a   mis   padres   y   nada   más   pasar   por   la   puerta   ya   olía   a   ese   agradable   olor   a   tostada.   Le   conté   a   mis   padres   todo   lo   que   había   pasado   pero   no   me   creyeron   hasta   que   les   enseñé   la  granada   que   paraba   el   tiempo.   Mi   padre   se   quedó   alucinado   pues   no   se   creía   lo   que   me   había   encontrado.  Me   invitó   a   sentarme   y   me   contó   una   historia   de   mi   abuelo, pues  mi   abuelo   también había sido  un   grandísimo   inventor   y   la   granada   la   creó   mi   abuelo.    Llevaba   varios   años   desaparecida   y   yo   la   había   vuelto   a   encontrar.
Así   que   si   algún   día   te   encuentras   con   alguna   granada,  recuerda   que   es   nuestra,   no   nos   olvides,   somos   los   mayores   inventores   de   toda   la   sociedad;   vayas   donde   vayas   siempre   nos   estarás   recordando.
Espero   que   te   haya   gustado.

  Macarena Bonilla Navarro 2C

¿QUÉ PASARÍA SI MAÑANA ME QUEDARA DESNUDA EN LA PISCINA?
Un hermoso día de verano, mi familia y yo decidimos ir a la piscina del pueblo con todos los primos, amigos de la familia…Nos preparamos para ponernos los bañadores y al cabo de 10 minutos estábamos todos listos. Nos subimos en el coche y nos dirigimos hacia la piscina con todo el mundo. Llegamos y soltamos las toallas hasta que mis primos se dirigieran hasta la piscina ¡HABÍA MUCHA GENTE!
Imagen relacionadaEl agua estaba helada, pero aun así decidimos meternos. Empezamos a nadar y a hacer carreras para ver quién era más rápido; siempre ganaba Noelia, claro, normal, ella estaba en natación.
Al cabo de media hora decidimos dejar de hacer más carreras y empezamos a relajarnos en las escaleras. Yo seguía nadando ¡ME ENCANTA NADAR! Noté que algo rozaba mis piernas, miré hacia abajo y… ¡SE ME HABÍA BAJADO LA PARTE DE ABAJO DEL BAÑADOR!
No sabía qué hacer… Me quedé paralizada, hasta que una voz (mi subconsciente) me gritaba diciendo que fuera a por el bañador. Creía que nadie se había dado cuenta hasta que un niño se quedó boquiabierto mirándome, en ese momento reaccioné y empecé a nadar lo más rápido posible hasta que pude ver el bañador en las manos de una niña pequeña. Empecé a ponerme nerviosa y llamé a mis padres para decirles que me trajeran una toalla o algo parecido para poderme tapar discretamente. Mis padres reían con mi familia y sus amigos, no me escuchaban; me estaba poniendo histérica. Mis primos se salieron de la piscina, pero, cuando se lo conté, solo empezaron a reír y se fueron  sin ayudarme.
De repente escucho a lo lejos la voz de mi madre llamándome para desayunar ¡TODO ERA UN SUEÑO!
Cuando me desperté empecé a reír y se lo conté todo a mi madre; las dos empezamos a reír. Era el sueño más raro de mi vida.



BEATRIZ SÁNCHEZ HIDALGO, 2D

FUERA MULTIMILLONARIA
Me desperté con un frío terrible y, como cada mañana, bajé a desayunar. Encendí la tele para ver la lotería de Navidad. De 20 boletos que tenía, ¡19 eran premiados! Cogí el teléfono para llamar a mi novio y darle la gran noticia. Ese mismo día me arreglé para ir corriendo a recoger los premios. Cuando volvimos a casa, mi novio y yo pensamos en nuestros planes de futuro: cambiarnos de casa e irnos a vivir a la casa de nuestros sueños.
Resultado de imagen de multimillonariaEl día que nos mudamos fuimos a las tiendas más caras y lujosas de Madrid a comprarnos ropa y algunos objetos de decoración. Varios meses después decidimos tener un hijo, que educaríamos  en una escuela privada. Por aquel entonces, también nos compramos un avión y un barco privado para nuestros desplazamientos. Dejamos de trabajar y decidimos montar una empresa de hoteles de lujo y otra de cosméticos de alta gama. Ahora bien, siempre ayudábamos a nuestros familiares económicamente y cada mes dábamos 3.000 euros a una pequeña ONG de personas necesitadas.

Sara Blanco García 3ºD

¿Qué pasaría si amanecieras sola con tu amiga en el mundo ?


Una noche estaba llamando a mi pareja porque hacía tiempo que no me contestaba a los mensajes. Pero tampoco me contestó esa llamada. Mis padres esa noche tampoco me respondían,  habían desaparecido; estaba muy asustada.
Al día siguiente me levanté a las 7:00 para ir al instituto y me di cuenta de que mis padres aún no habían regresado  a casa. Mi novio seguía sin contestarme a las llamadas; estaba muy preocupada por lo que estaba ocurriendo.
Cuando me vestí y desayuné fui al instituto. De camino no había nadie por las calles, todo estaba desierto, como si hubiera un concierto en las afueras y todos se hubieran marchado.  Cuando llegué al centro estaban todas las puertas cerradas; no entendía nada.
Di una vuelta por el pueblo para ver si había alguien y preguntar qué estaba pasando, pero no encontré a nadie. Fui directamente a mi casa, llamé a todos mis contactos y cuando la desesperación se iba a adueñar de mí,  mi amiga Cristina me lo cogió.
-María, ¿sabes lo que está pasando?- me preguntó muy asustada.
-Tranquilízate voy para tu casa ahora mismo- le dije para que se tranquilizara.
Resultado de imagen de amigas moto rosaCogí mi bolso con mis cosas importantes y fui corriendo para la casa de Cristina. Cuando llegué estaba la puerta abierta y me dirigí a su cuarto directamente, donde se encontraba ella.
-Cristina, ¿estás bien?- le pregunté.
-Mis padres se fueron ayer a tomar una copa y no han vuelto. Les he llamado muchas veces y tampoco me lo cogen- me contestó llorando.
-Ha desaparecido todo el mundo salvo nosotras; podemos hacer muchas cosas juntas sin que nos riñan- le contesté.
-Es verdad, vamos a dar una vuelta- me contestó con una sonrisa en la cara.
Cogimos dos motos, la pintamos de rosa y nos fuimos por todo el mundo.

 María Peña  3ºC

¿Qué pasaría si amaneciera en un lugar desconocido?

Imagen relacionadaEra el día de mi cumpleaños, me levanté y me di cuenta de que no estaba en mi cama ni en mi casa. En un primer momento pensé que me había dormido en otra casa, pero no, la noche del día anterior estaba en mi habitación. Eso sí, me había dormido muy tarde. Por la mañana amanecí extraña, eran las ocho, todo era muy raro, cogí mi móvil y llamé a mi madre, pero no había cobertura. Moví mi móvil varias veces a ver si cogía señal, pero no hubo suerte. De repente escuché un timbre muy extraño (no era el de siempre), salí de aquella habitación en la que había amanecido, busqué la puerta de aquella casa y me dirigí a ella para abrirla. No sabía qué estaba ocurriendo, estaba en una casa que no conocía de nada y estaba sola. Abrí la puerta con la esperanza de que fueran mis padres, pero cuando la abrí era un repartidor asiático que traía un paquete y hablaba en un idioma ininteligible. Entonces me di cuenta de que estaba en un sitio lejano donde no conocía a nadie.
Ainhoa García 3ºD

                      QUÉ PASARÍA SI…
Hoy 27 de abril  de 2811 sigo en el barco en el que llevo 2 años y 7 meses. Parece que fue ayer cuando mis padres me dijeron que nos íbamos de crucero. Todo molaba hasta que nos enteramos de aquella terrible noticia: había empezado la Tercera Guerra Mundial.
Todos los países estaban en guerra entre ellos. Las personas del barco decidieron no llegar a puerto hasta que no hubieran sabido sobre los avances por el bando de nuestro país.
Pasaban los días en el barco y la rutina y el miedo se iba apoderando de los pasajeros. Un sonido muy escandaloso sonaba por la noche. Y un humo negro, al llegar al día nos impedía ver al mar. Para informarnos del caso nos reunimos en cubierta. La noticia fue que una bomba nuclear del ejército chino había acabado con toda la tierra y encontrar algunos islotes sería una suerte para nosotros. Nos pasamos 2 años buscando tierra, teníamos fe.Para alimentarnos pescábamos. Gracias a Dios en la bodega del barco había comida para mucho tiempo y agua potable para muchas personas.
Al fin llegó el día que todos estábamos esperando: no sabíamos dónde estamos pero habíamos encontrado tierra. Hemos visto de lejos que hay animales pero no sabemos si hay personas. El capitán del barco es el que está a cargo de nuestra seguridad, por lo tanto no deja que pisemos tierra hasta que sepamos que es un terreno seguro.

ALCORA, 3º B


                    Qué pasaría si…
Resultado de imagen de coches lamborghini Estaréis pensando cómo tengo tanto dinero. Pues os lo voy a explicar: soy el creador Zoogle. ¿Cómo que no sabéis qué es?¿Dónde habéis estado todo este tiempo? ¿En el espacio? Zoogle es la página web que vale para todo: buscar   información, noticias, vídeos, recetas, juegos… absolutamente todo. Gano unos 260 euros al segundo y con este capital ya tengo mi vida resuelta. No me falta nada ni a mí ni a nadie de mi familia; a mis amigos, tampoco. Vivo como me da la gana. Tengo la colección de coches más grande del mundo, formada por: 332 Ferrari,122 Lamborghini. Tengo más de 190 casas en propiedad, 3 campos de fútbol. Vivo mejor que un rey, compro lo que quiero. Pero sobre todo dono mucho dinero, dono lo suficiente para dar de comer a 23 países subdesarrollados. No tengo problemas con nadie voy a mi bola.
FLORES,3º B



sábado, 10 de noviembre de 2018

RELATOS DE MIEDO




LA MUDANZA

Luis y María tenían dos hijas pequeñas y aunque les hubiese gustado disfrutar con ellas de los placeres de la vida, tenían poco dinero y no se lo podían permitir. Sus hijas, Marta y María, veían muy poco a sus abuelos porque vivían muy lejos de ellos, así que un día decidieron mudarse cerca donde también habían encontrado un buen trabajo. Como tenían poco presupuesto, compraron una casa vieja que restaurarían en unos meses.

Resultado de imagen de EL ESPEJOCuando se mudaron, se dieron cuenta de que era más vieja de lo que creían, pero ya no les quedaba más remedio que quedarse allí hasta poder arreglarla. El primer día estuvieron instalándose con la ayuda de sus familiares y todo iba bien hasta que se hizo de noche y todos fueron a sus habitaciones. Las puertas crujían y las ventanas chirriaban por la fuerza del viento. A media noche, como la pequeña María no había conseguido quedarse dormida, se levantó para ir al servicio y allí mismo vio reflejado en el espejo una silueta; pensó que era la muñeca que tenía colgada en el perchero, pero cuando volvió a mirar ya no estaba ni la imagen ni la muñeca. ¿Sería efecto del sueño? María fue a tocar el espejo y cuando la palma de su mano entró en contacto con él, sintió que era blando y comprobó cómo poco a poco penetraba su mano en el interior del cristal hasta que la pequeña desapareció.

 Ainhoa García Rodríguez 3D


EL PARQUE

Resultado de imagen de hombres misteriososEra una noche oscura, la luna estaba oculta entre las nubes, había pocas luces encendidas en las calles y las farolas parpadeaban con una llama casi apagada. Fui a dar una vuelta al parque que quedaba justo en la esquina de mi casa. Yo estaba sola, sin ningún tipo de comunicación. ¡Lástima que mi móvil se había quedado sin batería! Comencé a balancearme y , justo en ese momento, el columpio contiguo empezó a moverse solo. Yo pensé que sería el viento. No me fui del parque porque necesitaba estar unos minutos más a solas. Más tarde, desde donde estaba, escuché una voz angustiada de un anciano que me decía: “ Vete de aquí...”. No sabía si era un sueño o el ruido del vaivén del columpio, pero  no me fui. Después volví a escuchar: “Algo malo te va a pasar”. Ya me tuve que ir porque comencé a tener un poco de miedo. Cuando salí del parque miré hacia atrás y vi a un hombre corriendo hacia mí. Yo rompí a correr, pero justo en la puerta de mi casa me estaba esperando otro hombre al que no conocía de nada. Los dos me miraban, solo miraban, no decían nada; pero su mirada era extremadamente rara. No eran unos hombres normales, tenían los ojos blancos y decían palabras raras que apenas podía entender. Salí corriendo, sin embargo, no llegué muy lejos porque me  cogieron enseguida allí en mi calle. Ya desde ese día no regresé a mi casa.
Marta Martínez, 3º A


OIGO PASOS

Me desperté en una noche fría en mi enorme habitación. Siempre había pensado que los fantasmas existían y esa noche una extraña sensación me condujo a esa disparatada idea; pero nada, serían tonterías, así que volví a dormirme.

A la mañana siguiente, mientras desayunaba para ir al instituto, le comenté a mi madre todo lo que había estado pensando por la noche, pero ella no me hizo mucho caso. Antes de irme dejé mi cuarto recogido y cuando llegué por la tarde estaba todo desordenado y me extrañó mucho. ¿Quién habría estado allí?
Llegó el fin de semana y no salí porque llovía bastante, escuchaba muchos truenos y los rayos iluminaban todo el edificio formando imágenes rocambolescas. Esa misma noche tampoco pude dormir; las mismas ideas paseaban por mi imaginación. Me desvelé completamente a media noche con el aullido de los lobos. En ese mismo instante escuché desde el frío y largo pasillo unos pasos sobre la madera que empezaba a crujir como si fueran pasos de una persona. Los pasos cada vez se acercaban más y más, y cuando llegaron a mi cuarto no quería ni mirar hacia la puerta. Estaba muerto de miedo, me temblaban hasta los vellos que cubrían mi piel. Cuando se abrió la puerta, las bisagras chirriaron y tras un portazo entró un fantasma. Mi reacción fue gritar llamando a mi madre, sin embargo, fue mi madre la que llegó gritando: ¡¡¡FUERA DE AQUÍ MALDITO FANTASMA!!!
Resultado de imagen de fantasmasY el fantasma no se iba, así que mi madre fue a por un cuchillo a la cocina y se lo clavó. No sé cómo lo consiguió, pero por fin el intruso se desvaneció en el aire. Fui corriendo a darle un abrazo a mi madre y le di la gracias por haberme salvado.

Pablo Borreguero, 3º D




jueves, 25 de octubre de 2018

NOS CONVERTIMOS EN OBJETOS


NOS CONVERTIMOS EN OBJETOS
Resultado de imagen de camasMe desperté y comprobé que estaba un poco extraña, como si alguien estuviera encima de mí tumbado. Me sentí rara. Era alargada, suave y blandita. Tenía ganas de ir a comer algo pero, cuando fui a levantarme, no pude. Entonces llamé a mi madre para que me ayudara, pero ella no sabía que me había convertido en su cama y no podía escucharme. Todos preguntaban por mí y nadie sabía dónde estaba, sólo lo sabía yo.
Mis amigos vinieron a mi casa a buscarme, yo les hablaba, pero nadie sabía dónde me encontraba. Por la tarde se volvió a echar mi madre para tranquilizarse; entonces pude moverme justo a su lado, y sentí su calor y su cuerpo junto al mío. Todo había sucedido de la noche a la mañana. Cuando bajé todos me preguntaron dónde había estado, pero era imposible explicarlo; nadie me creería.
Por suerte todo se quedó en un gran susto.
BEATRIZ ARIAS MORILLO 2D


ME CONVERTÍ EN UN OBJETO



Resultado de imagen de extintorMe desperté muy temprano, y estaba muy extraño. Al mirarme en el espejo me veía pintado de rojo y con una forma alargada. Estaba muy asustado al verme así, transformado en una cosa tan extraña. Yo quería irme corriendo, pero no podía salir de ese maldito sitio, no tenía piernas. De pronto me vi inmerso en un fuego y utilizaron un extintor para apagarlo. A través de mi cuerpo corría el líquido y sentía que un chorro a toda presión salía hacia el exterior. Mi compañero preguntó por mí,  pero yo era ese extintor y no podía hablar, solo arrojar una sustancia blanquecina y espumosa:

-¿Dónde está Paco ?
- No lo sé. Yo lo vi ayer durmiendo y no lo he visto más. Esta mañana al despertarme ya no estaba
- ! Pues a saber dónde estará!
- Iremos a la policía a denunciar su desaparición.

Yo ya no estaba con ellos , me había convertido en un extintor. Cuando se sofocó el fuego tiraron los tiraron todos y dentro de uno de ellos estaba yo: tan rojo, tan brillante, tan elegante. Era una pena morir así de esa manera, allí en la cinta para los metales,  para aplastarnos a todos sin ninguna contemplación.
Pablo Borreguero, 3º D


Me convertí en un objeto

Resultado de imagen de aire acondicionadoUna noche fui a una fiesta con mis amigas y bebimos mucho. Cuando nos recogimos quedamos en mi casa todas mis amigas y tomamos aún  más. A la mañana siguiente me desperté muy tarde y no me acordaba de nada de lo que había pasado el día anterior. Sentía que no podía moverme y mis amigas no se encontraban en mi cuarto. De repente escuché la voz de una de Pepita.
-¡Ayúdame!
No la veía ni podía moverme para dirigirme hacia ella. Cuando miré hacia el suelo me encontré muy alta, me movía en un estado gaseoso por toda la habitación. Todo giraba en torno a mí o yo en torno a todo. Me había convertido en el aire que expulsaba el aparto de aire acondicionado y mis amigas en otros objetos  muy divertidos; sin embargo este nuevo estado nos tenía muy asustadas.
A pesar de todo, aprovechamos las circunstancias y nos quedamos jugando en lo que nos habíamos convertido: estábamos asustando a mis padres con tanto movimiento y tanto sonido de ultratumba. Nos reímos mucho, pero de repente las paredes se movían y la mitad de mis amigas se cayeron al suelo y se rompieron. ¡Era un terremoto!
Cerré los ojos y sentí que me iba a caer. Cuando llegué al suelo abrí los ojos y estaba tumbada sobre la alfombra, la baba caída y un chichón en la frene similar a una bola de billar. A mi lado estaban mis amigas con una resaca del quince. Afortunadamente todo había sido un sueño.

Beatriz Sánchez Hidalgo, 2º D

NOS CONVERTIMOS EN OBJETOS
                                                       LOS AMIGOS...
Resultado de imagen de mando ps4
Me desperté un poco extraño, con la  forma de un mando de PS4. Como era domingo, mi amigo Roberto vino a mi casa a jugar a la play, pero yo no estaba, así que mi madre le dijo que jugara el hasta que yo llegase. Mi amigo perdió muchas partidas en fortnite y, muy enfadado, me tiró por la ventana. Sentí un fuerte golpe al chocar contra el suelo. ¡Vaya si estaba duro!¿Mi joystick izquierdo se había roto o era mi brazo lo que estaba partido? Intenté gritar, lo logré y fue justo en ese momento cuando me volví a convertir en humano. Cuando estuve frente a Roberto, le metí una colleja y le dije que me lo pagara. Se quedó un poco empanado, no sabía cómo lo había visto ni cómo había aparecido de la nada. Al cabo del tiempo me compró el mando, nos perdonamos y se arregló todo.

                                                     fin
Rubén Rodríguez, 2ºC



            Nos covertimos en objetos


Resultado de imagen de balónMe desperté muy temprano. Me sentía raro, como inflado y redondo, mi piel no era la misma. Me dirigí hacia el cuarto de mis padres; era el único sitio de la casa donde había espejo. Pero no pude ir andando, sino que tuve que ir botando hacia allí. Cuando llegué, lo descubrí y me asusté. Intenté moverme rodando hasta que choqué fuertemente contra las paredes para que mis padres vieran en lo que me había convertido. Ellos subieron y al entrar por la puerta vieron una pelota rodante y dijeron.

-¿Este niño dónde estará?

-Llamaré a la policía, ya lleva varios días sin aparecer por aquí.

Mis padres se fueron e intenté gritar, pero no podía; intenté dar más golpes, pero habían cerrado la puerta y no escuchaban lo que sucedía. Este era mi final. Era el final de mi vida.

ALEJANDRO FERNÁNDEZ, 3º C

domingo, 21 de octubre de 2018

Pies en Polvorosa




 Alumnos de Taller de Escritura de tercero de ESO


1-DEL BARCO DE CHANQUETE, NO NOS MOVERÁN...
2-NO CABÍAMOS EN CASA Y PARIÓ LA ABUELA




1- NO PARES, SIGUE, SIGUE...
2- DUERME, PRINCESA, DUERME





1-DOS TETAS PUEDEN MÁS QUE DOS CARRETAS
2-  SEGUROS MAPFRE, ¿PARA QUÉ?




 

MELÓN Y SANDÍA





1-BEETHOVEN EN LA MILI
2-PRIMERO GUERRA Y DESPUÉS GLORIA




PIZZA CON PIÑA NO ES PIZZA



1- LA MAGIA DE COMPARTIR
2- LA ARDILLA SOLIDARIA



1-EN EL FUNERAL DE MISCO

domingo, 14 de octubre de 2018

De la palabra a la frase

Comenzamos el Taller de Creatividad 2018-19  con esta interesante actividad. Ahora son los alumnos del IES Blas Infante, de El Viso del Alcor, los que van a llenar estas páginas con su desbordante imaginación y nos van a deleitar con sus relatos. Espero que os gusten.

DE LA PALABRA A LA FRASE

Resultado de imagen de baloncestoAl principio, cuando empecé a jugar a baloncesto, no era muy bueno y no jugaba mucho; pero este año, me siento más cómodo y consolidado en el equipo porque juego más y mejor.
Después de haberme hecho un hueco en el equipo, los entrenadores se quedaron maravillados conmigo, por mi rápida progresión, debido a que cuando llegué al equipo apenas sabía jugar.
Poco a poco iba trabajando más en los entrenamientos, y cuando iba llegando el final de la temporada me quedé estupefacto por mi cambio físico al final del año. En el último partido de liga ganamos de treinta puntos, pero cuando acabó el partido no nos pudimos poner las medallas porque venían en un carruaje  desde Huelva hasta Sevilla.
Finalmente, tras dos horas de espera, llegaron las medallas, que eran de chocolate y por desgracia, llegaron derretidas y no pudimos disfrutar de ellas. 


Francisco Javier Jiménez Hidalgo, 3C

DE LA PALABRA A LA FRASE
Esparta no era más que un campo de batalla ennegrecido y rojizo. Rojizo de sangre de aquellos persas que habían luchado en vano. Cansado, volví a rastras hasta Siwa, mi pueblo natal. Allí, mi hijo y mi esposa estaban ansiosos por volverme a ver respirar de nuevo; aquel fin de semana fue muy relajante, hasta que mi amigo Klaus, regresó y empezó a quejarse de que el general quería más hombres para su ejército para la lucha entre Esparta y los persas. 
Resultado de imagen de espartaCuando volví, el general ordenó enfrentarnos a aquellos animales, con un ejército de 300 hombres. Solo que ellos eran de 6000 hombres cada ejército. Estábamos condenados. El día de la batalla, nos alzamos con nuestros escudos y espadas. Espartanos contra persas, persas contra espartanos, hombres contra hombres. Después, no sé el porqué, apareció mi hermano pequeño correteando por allí. ¿El porqué? Pues ni idea, lo único que sé es que un minuto después tocó el despertador y tuve que levantarme, pues a las 9 de la mañana me tocaba dar una presentación de la batalla entre persas y espartanos.
Daniel Ferrusola, 3º C

DE LA PALABRA A LA FRASE
    

Resultado de imagen de playa con genteHacía un día de escándalo, y decidí ir con   mi   familia   a   la   playa, donde nada más llegar vimos   a   un   niño vendiendo   coca-colas.   Mi   hermana   pequeña, que   es   muy   cómica, se   puso   a   vender   con   él   pregonando.   Toda   la   gente que pasaba empezó   a acercarse   a   comprar.  El   chico   que   vendía   coca-colas, se  coló  de   amor   al   ver   a   mi   hermana   mayor con  aquel   triquini   de   flores.   De   repente, observamos   bien   la   playa   y   vimos   a   Fermín   de   La   que   se avecina   en   un   chiringuito   con   su   negocio   haciendo   sardinas.   Fuimos    todos   a   saludarlo   y   nos   dijo   que estaba   muy   preocupado    porque   era   el   cumpleaños   de   su   mujer   y aún   no   había   podido   ir   a   comprarle   aquella   perla   que  había visto  en aquel    escaparate   de   lujo.

Nos   dio   el   dinero   para   que   nosotros   fuésemos   a   por   la   perla y   cuando  íbamos   de   camino   vimos   una   feria   cerca   de   la   playa y   paramos  para verla.   Había   montones   de   cosas,   incluso gente montando a   caballo. Después   fuimos   a   comprar   la   perla,   la   cual   era   bastante   cara. Cuando   veníamos   de   vuelta   tuvimos   la   suerte   de   encontrarnos con   una   de   las   participantes   del   programa   los   Supervivientes y nos echamos   una   foto   con   ella. Por último,  le   llevamos   la  perla   a   Fermín. ¡Vaya día de famosos!

Finalmente   nos   fuimos   a   casa.

Macarena Bonilla Navarro, 2º C


DE LA PALABRA A LA FRASE
EL VIAJE


Resultado de imagen de amigasLa otra noche, en la cena, mi hermano mayor me dio una sorpresa, me regalo un viaje a las Maldivas. Él ya había estado allí, así que me empezó  a contar todo lo que había hecho durante su estancia y lo bonito que era ese lugar.
Me dijo que el viaje era solo para cuatro personas, por tanto, las tendría que elegir. Yo me puse a pensar a ver a quién me podría llevar y me acordé de Carla, mi mejor amiga; es muy fiestera y baila genial. De pequeña siempre estábamos en baile juntas y, sin duda, Carla lo hacía mejor que yo, hasta que un día tuvo una lesión en la pierna y  desde entonces no ha vuelto a estar más en las clases. Pero estoy segura de que vendrá conmigo.
Me acuerdo del último viaje que hicimos juntas, fue a Roma. Allí se compró un pequeño estuche en el que ponía “I LOVE ROMA”, y , como me gustaba mucho, me compré otro igual pero verde agua. Aquella misma noche fuimos a dar un paseo. Hacía una noche muy bonita, hacía demasiado tiempo que no había luna llena y estaba preciosa; todo el mundo la estaba contemplando.
Creo que me encantará ir de nuevo de viaje con Paula, Rocío y Carlota; nos lo pasaremos genial, y sobre todo cuidaremos la salud de Rocío, ya que está un poco pachucha.

Beatriz Sánchez, 2º C

 DE LA PALABRA A LA FRASE

Resultado de imagen de meeticPepe quería disfrutar del  amor pero no lo encontraba, así que se metió en una web de citas, Meetic, y allí encontró a una señora que era muy parecida a él. A los dos les encantaba la comida, aparte de otras  cosas en común, como los juegos de play y además la informática. El primer día que se vieron  fueron a cenar a un restaurante exquisito y se hartaron de comer palomos. A la mañana siguiente, Pepe volvió a llamar a Carolina porque le había gustado mucho,y como a él le encantaba viajar le ofreció un viaje a Egipto, su país favorito. Carolina lo aceptó. Fue un viaje muy largo, pero valió la pena porque se enamoraron locamente uno del otro.

Rubén, 2ºC